De opción descartada a jugada desesperada del sabbatellismo: la humillación de Lucas Ghi

INTERNAS POLÍTICAS EN MORON

Tras los últimos fracasos de Hernán Sabbatella en las urnas, su hermano Martín, cabecilla de Nuevo Encuentro, pretende convencer a los vecinos de Morón para que Lucas Ghi vuelva a ser Intendente. En 2015, este último fue bajado de la precandidatura por su propio mentor. Los vaivenes de una maniobra que huele a último recurso.

Años atrás, frente a las elecciones generales de 2015, a Lucas Ghi no le quedó más que acatar otra de las tantas maniobras de su mentor político, Martín Sabbatella. En aquel entonces, el líder de Nuevo Encuentro, reconvertido a ultrakirchnerista, le ponía freno a su precandidatura a Intendente, es decir, a la posibilidad de intentar continuar en la administración de Morón.

Es que, en su lugar, pretendía imponer al presidente del Honorable Concejo Deliberante local, nada menos que su hermano Hernán, quizá sobre la base de una ya cuestionable encuesta que posicionaba como favorito a este último. Tal vez, para repartir el poder dentro del círculo familiar. O por ambas.

Si existe una certeza es que Ghi fue descartado como opción sobre el tramo final de su propio mandato. O sea, cuando las supuestas bondades que hoy en día tratan de rescatar los referentes de Unidad Ciudadana a nivel local debían encontrarse en su momento de mayor visibilidad (siempre bajo la óptica sabbatellista) y ni así alcanzaron para ser premiadas con la continuación del “proyecto”.

La gestión del docente Ghi tampoco ofrecía garantías: legó obras desfinanciadas, picadas ilegales en cada avenida, desinversión en seguridad y ausencia estatal que provocaron seguidillas delictivas, entre otros cuestionamientos vecinales que recién fueron abordadas a partir de la llegada del ahora Intendente Ramiro Tagliaferro.

Pero, inclaudicables, desde Nuevo Encuentro insisten. Bajo su perspectiva, los vecinos de Morón no solo deberían elegir a un candidato que no ameritó ser reelecto al final de su propia gestión, sino que fue desplazado como segunda opción en la lista de concejales. Frente a las cámaras, Sabbatella reitera: “Estoy convencido de que el mejor candidato es Lucas Ghi”. ¿Por qué? “Por tener el acompañamiento de muchos”. Es decir, no por logros propios. “Y porque no tiene ambición a cargos”, agrega su mentor, ratificando así que, más que de aprendiz, lo tiene de eterno peón.

© 2019, Oeste Noticias. All rights reserved.

Dejanos tu comentario

Todo lo que pasa en Hurlingham, Moron, Ituzaingo, San Martin, Tres de Febrero, Merlo y el Oeste de Buenos Aires, lo encontras en Oeste Noticias.